OSTEOPATÍA


¿Qué es la Osteopatía?

 

Andrew Taylor Still (1828 - 1917)

 

Padre de la Osteopatía.

 

 El objetivo del médico debería ser encontrar la salud. 

La enfermedad la puede encontrar cualquiera”.

*Información

 

Teofrasto Paracelso (1493 - 1541)

 

Médico Suizo

 

Si se detecta una parte del cuerpo que esta

enferma, debe buscarse la causa que produjo

la dolencia y no solamente los efectos

 externos que provoca”

*Información 

 

Lucio Anneo Séneca (¿? a.C – 65 d.C.)

 

Filósofo Hispano-Romano.

 

Parte de la curación esta en la voluntad de sanar”

*Información


Historia

El precursor de la Osteopatía fue el americano Andrew Taylor Still. Llegado el siglo XIX se produjo un remolino de ideas y, en medio de este movimiento, las formas modernas de la medicina levantaron el vuelo basándose en el genio de algunos investigadores, entre los cuales, el propio A.T. Still.

 

Nació en 1828 en Virginia. Era hijo de Abraham Still, un pastor metodista, que a su vez ejercía de médico y granjero. Siguió sus pasos estudiando medicina, aunque también estudió ingeniería. Destacó por su espíritu curioso, a la vez mecanicista, racionalista y analógico y muy rápidamente se encontró enfrentado con los límites de la medicina de su tiempo.

Al final de la guerra de Secesión, una epidemia de meningitis mató a tres de sus hijos, cuestionándose entonces las certezas de la medicina de su tiempo. Ésta se basaba en fármacos de dudosa eficacia, remedios que él siempre consideró tóxicos y nocivos para el organismo. Por su pensamiento religioso y racionalista, consideró la anatomía, fisiología y patología bajo una mirada distinta. Se interesó cada vez más por el terreno. Intentó buscar una nueva medicina más acorde a las leyes de la naturaleza.

 

A partir de 1874, Still empieza a ejercer una medicina basada en el enfoque manual que denominó Osteopatía. El principio fundamental lo resumió en una frase "La estructura gobierna la función". Su planteamiento se basaba en favorecer la corrección de la estructura ósea, para conseguir una mejora posterior de la función orgánica. Según sus propias palabras: "La Anatomía es lo primero, lo último, y está siempre presente".

 

Las nuevas técnicas que él mismo desarrolló, le supusieron un gran éxito, atrajeron a un gran número de pacientes y Still pasó a ser un personaje muy conocido en su época. Ante el rápido incremento de pacientes y la creciente demanda de tratamientos, decide finalmente transmitir sus enseñanzas para dar cobertura asistencial a mayor número de enfermos. Le ayuda en dicho proceso el Dr. W. Smith, un especialista en cirugía que tras oír hablar de los resultados de Still, quiso conocer en persona sus técnicas de tratamiento.

 

En 1892 fundan finalmente la primera escuela de osteopatía en Kirksville, la American School of Osteopathy (en la actualidad Kirksville College of Osteopathic Medicine).

De 1892 a 1900 el movimiento osteopático alcanza una importancia considerable. A finales del siglo XIX, A.T.Still se retira de la enseñanza publicando cuatro libros.

 

El 12 de Diciembre de 1917, Still, apodado "el viejo doctor", murió como consecuencia de un accidente vásculo-cerebral. Tenía entonces 89 años.

 

La evolucion de la osteopatia y su llegada a Europa

A finales del siglo XIX, John Martin Littlejohn, un brillante escocés poseedor de cuatro doctorados, se matriculó en la escuela de Kirksville. De hecho, por su trabajo como periodista, se había dirigido a dicho lugar para entrevistar a Still, dada que la fama que el "viejo doctor" había empezado a extenderse por varios Estados. Littlejohn, además de periodista era médico especialista en fisiología. Muy rápidamente se convirtió en el brazo derecho de A.T. Still y curiosamente, fue al tiempo estudiante y profesor en la escuela de Kirksville, llegando finalmente a ser nombrado decano de la misma.

Agregó al programa académico ciencias fundamentales como la química, y destacó la importancia del estudio de la fisiología para la salud. Según Littlejohn: "La Fisiología es la puerta de entrada al inmenso mundo de la Osteopatía".

 

La defensa de dichas ciencias fundamentales le llevo a frecuentes discusiones con Still, pues para éste último lo importante era "La estructura" mientras que Littlejohn insistió en la importancia de "La función" como elemento principal. Como consecuencia de sus diferentes visiones de la medicina, decidió trasladarse finalmente de Kirksville a Chicago, donde fundó “The Chicago College of Osteopathic Medicine”, que llegó a ser una de las más importantes escuelas de EEUU.

 

A Littlejohn debemos el desarrollo de una osteopatía más maximalista y global y en especial la aparición de técnicas como el T.G.O. (Tratamiento General Osteopático posteriormente desarrollado por J. Wernham), el cual está basado en sus propios estudios sobre la biomecánica humana y en concreto en la acción que la fuerza gravitatoria tiene sobre la postura.

 

En 1917, Littlejohn dejó Chicago y volvió a Europa. Se instaló en Londres, donde fundó la British School of Osteopathy. Esta escuela pasará a ser la primera institución osteopática europea y sigue sus labores académicas en la actualidad.

 

En Europa, la evolución de la Osteopatía siguió un camino diferente al que desde los tiempos de Still siguió en los EEUU. Así, en la actualidad, en Europa la osteopatía es una profesión independiente, a la que se llega mediante la obtención del D.O. (Diploma en Osteopatía); mientras que en los EEUU, los médicos osteópatas cursan sus estudios de medicina y finalmente se especializan en osteopatía, pero pudiendo en su caso ejercer la cirugía y prescribir medicación.

 

 

Desde el inicio del siglo XX hasta la mitad del mismo, hubo una tendencia hacia la objetividad y el racionalismo en el campo de la osteopatía; al cual contribuyeron sin duda el propio Littlejohn y la aparición de la figura de Harrison Fryette con sus estudios sobre la mecánica vertebral. Se realizaban entonces tratamientos con un enfoque maximalista, dejándose un poco de lado unos de los principios de Still: "Encuéntralo, arréglalo y deja que siga su camino…". De ese modo, la mayor parte de los tratamientos en la época se basaron en técnicas de manipulación directa o de thrust.

El periodo entre 1950 y 1975 aproximadamente, produce grandes cambios en la visión que hasta entonces se tenía de la osteopatía. Ello fue debido al desarrollo de nuevos enfoques y a la aparición de los tratamientos craneales y funcionales. A ello contribuyeron sin duda figuras como W.G.Sutherland con su revolucionaria visión de la aplicación de la osteopatía en el campo craneal. Su trabajo fue continuado entre otros por H. Magoun, V. Frymann y Anne Wales y tal vez represente la mayor evolución de la osteopatía desde los tiempos de A.T. Still. Destacan también en dicho periodo: C.H. Bowles y H.V. Hoover con su evolución hacia las técnicas funcionales; T.J. Ruddy y F. Mitchell con sus Técnicas de energía muscular; L.H. Jones con sus maniobras de tensión-contratensión, o Jean Pierre Barral que centró su atención en el desarrollo de las manipulaciones viscerales, y que a día de hoy es uno de los autores más leídos.

 

En 1960 se fundó la European School of Osteopathy (ESO), a partir de la unión de un grupo de reconocidos profesionales entro los que estaban J. Wernham, T. Dummer, T. Hall y P. Blagrave y se puso la base para el desarrollo de nuevas escuelas en toda Europa.

 

En 1993 se produce el reconocimiento oficial en países como el Reino Unido, Francia, Bélgica, Suiza, Portugal, Australia, Nueva Zelanda, etc.

 

En 1997 el Parlamento Europeo insta a los Estados Miembros de la UE al reconocimiento de la Osteopatía (Resolución LANNOYE/COLLINS 1997). A tal efecto la OSEAN (Osteopathic European Academic Network), se formó para promover la cooperación en la Formación Osteopática y para desarrollar un curriculum académico unificado en Europa; del mismo modo que el FORE (Foro para la regulación de la Osteopatía en Europa), trabaja actualmente para conseguir que en el reconocimiento de la osteopatía haya una unificación de criterios a nivel Europeo.

 

El documento "Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2002 a 2005" recomienda la utilización, promoción y el desarrollo de la Osteopatía en los Estados Miembros.

 

En la actualidad, hay una tendencia de retorno hacia el origen holístico de la osteopatía (aparentemente en consonancia con la concepción inicial por parte de Still), dándose igual énfasis a aspectos dinámicos estructurales/funcionales y funcionales/estructurales tanto desde el punto de vista del diagnóstico como de la técnica.

 

De ese modo, cada tipo de aproximación al tratamiento, se ha desarrollado en la búsqueda de elementos más sutiles y precisos para tratar lesiones concretas; lo que implica, que a día de hoy, el osteópata disponga de una gran cantidad de técnicas para poder adaptarse a cada paciente en particular.

 

Hasta la fecha, y a pesar de las recomendaciones de la OMS y de la UE, la osteopatía no ha sido aún regulada en España. Desde el ROE, como miembros interlocutores tanto de la Federación Europea de Osteópatas como del FORE se trabaja actualmente para que ello sea posible en un futuro próximo.

 

Principios de la osteopatia

Los principios descritos en esta sección son fundamentalmente, los ideales que el osteópata intenta buscar en su visión de la salud y la enfermedad. Debe tenerse en cuenta que la osteopatía no es una mera combinación de medicina occidental y de manipulaciones y por tanto, estos principios, no sólo deben ser aplicados a las manipulaciones propiamente sino también al cuidado de la salud global de paciente.

 

Los cuatro primeros principios fueron establecidos por el Kirksville College of Osteopathic Medicine en 1953. El resto, fueron publicados en el Journal of American Osteopathy en 1981:

 

1. “El cuerpo es una unidad

El ser humano no funciona como una serie de partes independientes, sino como un todo. Dicho todo, está obviamente formado por diferentes partes, todas trabajando para el beneficio del organismo en su totalidad. El mecanismo de unión entre las diferentes partes viene dado por la fascia (tejido conectivo). Los sistemas músculo-esquelético y nervioso contribuyen a la comunicación y a la locomoción, mientras que los sistemas arterial, venoso y linfático favorecen la nutrición de los tejidos y la eliminación de sustancias tóxicas.

 

2. “La estructura y la función están relacionadas

Cualquier parte del cuerpo cumple una función que viene marcada por su propia estructura. Así, y a modo de ejemplo, la forma de las costillas, su relación con las vértebras dorsales o con el esternón, unido a la movilidad de los músculos de la respiración determina la manera en que la misma funciona. Por tanto, la estructura gobierna la función. Por otro lado, la función puede modificar la estructura, ya que por ejemplo un exceso de uso de un determinado tendón, puede acabar comportando cambios en el hueso en el que se inserta.

 

3. “El cuerpo posee mecanismos de autorregulación

El individuo tiende al equilibrio de sus sistemas. Existen numerosos mecanismos de tipo neuronal, hormonal, vascular, etc. a partir de los cuales el cuerpo puede regular sus funciones de manera no consciente. Así, por ejemplo, la liberación de hormonas en el hipotálamo, produce liberación de hormonas en la hipófisis; ésta a su vez libera hormonas que actuarán sobre un órgano diana, el cual acabará liberando productos finales que pueden ser detectados. Mediante un mecanismo de feedback que detecta dichos productos finales se regula la función inicial del hipotálamo sobre la hipófisis. Todo funciona siguiendo el concepto del cuerpo como unidad.

 

4. ”El cuerpo tiene la capacidad inherente de defenderse y repararse

Es sorprendente que la enfermedad no aparezca con más frecuencia si tenemos en cuenta que en nuestro entorno hay infinidad de elementos patógenos, irritantes, y muchas sustancias tóxicas. La primera línea de defensa se encuentra en la piel y en las mucosas, dónde existen sistemas para detectar y negar la entrada a elementos nocivos para el cuerpo. Si dicha defensa es superada, el sistema inmune humoral y celular se activa para proteger al organismo de elementos potencialmente nocivos. Por su parte, el aumento de la temperatura (regulado por el sistema nervioso central) puede aparecer como respuesta

a la aparición de elementos patógenos y lo hace para inhibir la reproducción de microorganismos, dando tiempo a la respuesta inmune a actuar. Por otro lado, hay que tener en cuenta que una temperatura excesiva (fiebre) puede llegar a ser perjudicial para el individuo.

 

El cuerpo tiene a su vez la capacidad de repararse y eso lo vemos con frecuencia en el caso de heridas, esguinces o fracturas y lo realiza de entrada mediante mecanismos de adaptación. Dicha adaptación es clave en la función del cuerpo y puede llegar a ser extraordinaria en determinados casos. Así, en el caso de una disfunción de un riñón, el riñón sano pasa a cumplir las funciones del otro doblando prácticamente su carga de trabajo.

 

5. ”Si la capacidad de adaptación y autorregulación se pierde, puede aparecer la enfermedad

La enfermedad es una interacción entre la persona y los medios interno y externo y sucede cuando se superan los mecanismos de defensa o de adaptación a una situación. La causa puede ser una alteración de la estructura o de la función que impida dicha adaptación. Además, la suma de factores lesionales o patógenos multiplica la dificultad para superar los mismos.

 

6. ”Un tratamiento racional debe basarse en los principios anteriores

El tratamiento manual osteopático no se menciona en estos principios. Cuando A.T.Still anunció su filosofía en 1874 no mencionó la manipulación y de hecho, parece ser que no empezó a utilizarlas hasta 5 años después como herramienta diagnóstica y de tratamiento. La manipulación es sólo un aspecto de la filosofía osteopática y no necesariamente el más importante. De todos modos, reconocer la importancia del componente somático de la enfermedad hará más útil dicha manipulación.

 

Como añadido a los principios básicos de la filosofía osteopática existen otros conceptos que ayudan al osteópata en su enfoque del paciente:

 

 

El movimiento de los fluidos es esencial para el mantenimiento de la salud”

 

 

Las arterias y el resto de estructuras tubulares juegan un rol crucial tanto en el aporte nutricional como en la retirada de las sustancias de deshecho. Una alteración de la circulación en este sentido produce patología ya sea a modo de inflamación, atrofia, irritación o trauma. Además en dicha situación, los procesos curativos se ven enlentecidos e incluso imposibilitados. El osteópata debe focalizar su atención en aquellas áreas de disfunción que puedan influenciar la circulación hacia una zona en lesión o patológica.

 

El sistema nervioso juega un rol vital en el control del cuerpo”

 

El sistema nervioso en fundamental en el control del flujo sanguíneo. Una alteración del control del sistema nervioso autónomo a nivel torácico puede comportar cambios vasculares en los dermatomas somáticos inervados por dichos segmentos. Ello conllevará cambios de temperatura, dolor, edema, etc. El osteópata requiere un gran conocimiento de la anatomía y de la fisiología para poder detectar y solventar cualquier alteración y corregir la función del sistema nervioso autónomo de manera precisa.

 

Hay componentes somáticos de la enfermedad que no son unicamente manifestaciones de la misma”

 

El componente somático de la enfermedad puede ser causado por una lesión directa en el cuerpo (impacto, traumatismo, etc.) o aparecer como respuesta visceral a la patología. Así, y a modo de ejemplo en el caso de una apendicitis, podemos observar un espasmo del músculo psoas o de la pared abdominal. Parece ser que el mecanismo de esta respuesta somática es debido al reflejo viscero-somático segmentario. En muchas ocasiones, la lesión aparece del desequilibrio entre el sistema neuromuscular y los sistemas viscerales.

  

Indicaciones

Entre las principales indicaciones de este tipo de enfoque terapéutico cabe destacar todas aquellas disfunciones músculo-esqueléticas que cursen con dolor a nivel de la columna vertebral y de las extremidades y que son causadas por traumatismos, accidentes, movimientos repetitivos, malas posturas, alteraciones de la función visceral, estrés, etc.

 

Puede ser también eficaz en el tratamiento de: migrañas, vértigos, bruxismo y problemas de oclusión temporo-mandibular, otitis, y en aquellos trastornos circulatorios, digestivos, endocrinos, traumáticos, ginecológicos, pediátricos, etc. de tipo funcional.

 

A pesar de que la osteopatía sea quizás más conocida por el tratamiento del dolor de espalda (lumbalgias, cervicalgias, dorsalgias, etc.), puede ser también efectiva como tratamiento de otro tipo de síntomas como:

 

- Trastornos Músculo-Esqueléticos: contracturas musculares, tendinitis, etc.

 

- Trastornos Respiratorios: resfriados de repetición, sinusitis, tos no productiva, dificultades respiratorias, etc.

 

- Trastornos digestivos: colon irritable, estreñimiento, exceso de acidez, espasmos abdominales, etc.

 

 

- Trastornos Genito-Urinarios: incontinencia, dolores menstruales, dispareunia, etc.

 

 

- Problemas y seguimiento del Embarazodolor de espalda o ciáticas, dolor inguinal,piernas hinchadas, etc.

 

 

 

- Trastornos pediátricos: tortícolis congénita, secuelas derivadas de la aplicación de ortodoncias, trastornos del sueño,

 

hiperactividad, dificultad de aprendizaje, alteraciones del crecimiento, etc.

 

- Prevención de lesiones y de disfunciones en el organismo, que puedan comportar futuras molestias.

 

- Mejora del estado vital.

 

 

 

- Otros: Estrés, cefaleas tensionales, cansancio generalizado.

 

 

 

La Osteopatía en Europa hoy

El documento "Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2002 a 2005" publicado en 2002, recomienda la utilización, la promoción y el desarrollo de la Osteopatía en los Estados Miembros.

 

La organización mundial de la salud (OMS) considera la osteopatía una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras, y establece el acceso formativo a la misma en su documento "WHO Benchmarks for Training in Osteopathy, publicado en 2010. Dicho documento, define los criterios formativos mínimos para la práctica de la osteopatía y establece a su vez y de manera clara, que la osteopatía es una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras como la fisioterapia o la quiropraxia.

 

El Registro de los Osteópatas de Europa se fundó inicialmente en 1992 para pasarse a denominar posteriormente Federación Europea de los Osteópatas (E.F.O).

 

La EFO aglutina hoy a aquellos profesionales de la osteopatía que cumplen con los criterios formativos descritos por la OMS en relación a dicha profesión. La Federación, coordina también los esfuerzos de las asociaciones nacionales de osteópatas de los diversos países europeos, para conseguir el reconocimiento oficial de la osteopatía en toda la unión europea (UE).

 

Dicha federación establece por tanto los criterios de base para la práctica profesional, así como el código ético profesional y los estándares mínimos de formación en osteopatía para los países de la UE.

 

Con la finalidad de permitir una clara identificación de los profesionales entre el público usuario de la atención sanitaria en osteopatía, la EFO creó la calificación "Eur Ost DO", la cual es una identificación registrada que certifica que el osteópata que la posee, cumple con los criterios académicos y profesionales descritos por la OMS y por la propia Federación.

 

La EFO actúa como organización representativa de los osteópatas europeos ante los tres pilares de la unión europea (comisión, parlamento y foro económico y social de la misma). En dicha función, actúa también como representante de los osteópatas en el Consejo Europeo de las Profesiones Liberales (CEPLIS).

Desde la EFO, se desea evitar interferencias indebidas en las políticas nacionales concernientes a la profesión; habida cuenta que la regulación en temas de salud es competencia de los estados miembros; pero a su vez, se da soporte a los diferentes procesos reguladores existentes actualmente por toda la unión.

 

La EFO colabora también con otras organizaciones osteopáticas como el Foro para la Regulación de la Osteopatía en Europa (FORE) o el Registro Europeo de los Médicos Osteópatas (EROP) en sus esfuerzos hacia el reconocimiento, la regulación y la libre práctica de la osteopatía como profesión independiente.

 

La EFO y el FORE, publicaron en 2012 el documento "The Scope of Osteopathic Practice in Europe”, para definir el marco competencia del osteópata. Casi al unísono, se iniciaba el proceso de estandarización oficial de la Osteopatía en el Comité Europeo de Normalización (CEN), con la creación de un documento oficial a tal efecto.

 

En 2015, y tras varios años de trabajo, la Norma Europea UNE-EN 16686:2015 “Prestación de servicios de asistencia sanitaria en Osteopatia”, fue finalmente publicada por parte del Comité Europeo de Normalización (CEN-CENELEC). La misma, establece los criterios comunes, tanto académicos como profesionales y éticos que los profesionales de la osteopatía en Europa deben cumplir en toda la UE. Dicha norma es el resultado del consenso entre todas las agencias de estandarización europeas en relación a la práctica de la osteopatía y a la aprobación de la misma, fue publicada en el Boletín Oficial del Estado Español (BOE) del 21 de enero de 2016.

 

ROE Registro de Osteópatas de España