The relationship between chief complaint and comparable sign in patients with spinal pain: An exploratory study


The relationship between chief complaint and comparable sign in patients with spinal pain: An exploratory study.

Chad Cook, Kenneth Learman, Chris Showalter, Bryan O'Halloran

 


 En el presente artículo, el primero al que me atrevo a dejar un pequeño comentario y su reseña del eminente y destacado internacionalmente Chad Cook; se expone como en el manejo músculo- esquelético, se aboga por la exploración entre el padecimiento del paciente por el cual acude a consulta (CC o queja principal) y los hallazgos del examen físico que reproducen o cambian los síntomas y que ayudan por tanto, en la aproximación diagnóstica de lo que le sucede al paciente.

 

De este modo, existen signos comparables que en el examen físico de la columna pueden aportar hallazgos relacionados y/o similares con los síntomas que describe el paciente.

 

Así, podemos encontrarnos anomalías observadas en el movimiento, posturas, alteraciones en el control motor, respuestas anormales al movimiento, deformidades estáticas y hallazgos anormales en la evaluación conjunta.

 

En el presente estudio se evaluó la posible concordancia entre aquellos síntomas descritos por el paciente y los provocados por el clínico durante su evaluación diagnóstica.

 

Así, se tiende a realizar las exploraciones necesarias para evaluar al paciente en relación al dolor o queja por la que acude a consulta. Esta practica suele ser lo habitual en ortopedia, sin tener en cuenta la evaluación de zonas periféricas, que a la postre pueden estar implicadas pero que el paciente no reconoce como lugares o zonas de afectación de su clínica.

 

La relación por tanto de un síntoma asociado a una queja principal, puede estar relacionado con la compleja naturaleza multifactorial de un examen clínico.

 

En los resultados, se obtuvo que los pacientes pueden ser más conscientes de los movimientos activos que le producen sus síntomas, por los que acuden a consulta; ya que se reproducen con la exploración los síntomas primarios.

 

Sin embargo, también es cierto, que el evaluador al utilizar movimientos pasivos y activos puede desencadenar otro tipo de síntomas asociados por lo que no se descarta que puedan aparecer patrones clínicos durante el proceso de evaluación; y por tanto, desencadenarse más síntomas de los comentados por el paciente, así como otros nuevos que los califica como no propios o nuevos.

 

De este modo, queda patente y se requieren más estudios en la evaluación ortopédica, en cuanto a la búsqueda de evidencia de una lesión en los componentes anatómicos en el lugar que el paciente manifiesta dolor. Puede que no estén alterados, por lo que el estudio incisivo del lugar donde el paciente manifiesta sus síntomas, puede no evidenciar alteración alguna, lo que se corresponde con posibles afectaciones como en el caso del síndrome regional complejo, sensibilización central u otros patrones patoanatómicos diferentes y lejanos al lugar donde el paciente refiere sintomatología.

 

Por ello, hay que estudiar más en profundidad la anatomopatología del dolor y sus relaciones asociadas con el SNC, ya que los síntomas secundarios durante la exploración pueden evidenciar un reflejo de la conceptualización del paciente en relación a la situación de sus síntomas; lo cual nos hace pensar en la enorme dificultad que entraña realizar un diagnóstico veraz solo sí nos basamos en los síntomas de la región que manifiesta síntomas el paciente y no en otras relaciones posibles.

 

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25498410

 

doi: 10.1016/j.math.2014.11.007

 


Escribir comentario

Comentarios: 0