Alergia a la fruta, cada vez más frecuente. Todo lo que necesitas saber


Alergia a la fruta, cada vez más frecuente. Todo lo que necesitas saber

Dra. Aránzazu Plaza. Alergóloga.

Servicio de Alergología del Hospital Universitario Quirón Salud Madrid.

 


La alergia a frutas frescas en el niño está aumentando en los últimos años. Es conocida la importancia que estos vegetales tienen en la alimentación infantil para conseguir una dieta sana y equilibrada en el desarrollo del niño. Por ello, la sospecha de alergia a la fruta supone un motivo de preocupación para padres, pediatras y alergólogos.

 

Haremos un pequeño resumen de la alergia a las principales frutas de la dieta mediterránea.

 

Rosáceas

A esta familia pertenecen un gran número de frutas que comemos habitualmente: Prunoideas (melocotón, albaricoque, nectarina, ciruela , cereza, paraguaya); Pomoideas (manzana, pera); frambuesa, fresa, zarzamora, níspero…

 

El melocotón es el que con más frecuencia produce alergia tanto al contacto con su piel como al comerlo. Su principal proteína alergénica la «LTP» (proteína trasportadora de lípidos) es la responsable de las reacciones alérgicas severas que produce el melocotón y sus variedades.

 

La segunda rosácea más importante como causa de alergia es la manzana. Puede producir síntomas leves consistentes en picor de boca y faringe, lo que denominamos Síndrome de Alergia Oral o reacciones severas similares a la alergia al melocotón. En este último caso la responsable de la reacción suele ser la piel de la manzana que es la que contiene más cantidad de LTP. Por ello a los pacientes alérgicos a LTP les recomendamos pelar la manzana y la pera.

 

Cucurbitáceas

Pertenecen a este grupo las frutas melón y sandía y las hortalizas pepino, calabaza y calabacín.

 

El melón es una de las frutas que con más frecuencia produce Síndrome de Alergia Oral. La causa principal suele ser la alergia a la profilina. Esta proteína es un alérgeno que está presente en los vegetales y es la principal responsable de la reactividad cruzada entre pólenes y alimentos de origen vegetal. Los síntomas que produce son leves y solo cuando ingerimos el vegetal crudo, ya que la profilina es destruida por el calor.

 

Rutáceas

A esta familia pertenecen los cítricos, naranja, mandarina, clementina, lima, limón. A pesar de su elevado consumo no son una causa frecuente de alergia. Generalmente se trata de síntomas orales por la sensibilización a profilina.

 

Vitáceas

La uva de mesa empieza a ser una causa de alergia a fruta frecuente. Los síntomas que produce pueden ser leves o severos. Es típica la consulta al alergólogo tras la toma de las 12 uvas con las campanadas de fin de año.

 

Frutas tropicales

El kiwi es una de las frutas más alergénicas. Las reacciones que produce generalmente son severas (anafilaxia). Cada vez es más frecuente la alergia a esta fruta en el niño por su introducción en la dieta en los últimos años y su elevado consumo debido a las propiedades laxantes que se le atribuyen.

 

Plátano

La alergia a plátano en el niño pequeño es cada vez más frecuente. Las reacciones que producen pueden ser leves como picor en boca o edema de labios o llegar a ser severas.

 

Aguacate

La introducción del aguacate en nuestra dieta empieza a suponer una causa frecuente de alergia. Una situación peculiar es el Síndrome látex –frutas. Ocurre por reactividad cruzada entre una proteína alergénica (quitinasa) presente en el látex, plátano, kiwi, castaña y aguacate, fundamentalmente. En estos casos existe alergia al látex, presente en multitud de objetos de la vida cotidiana y sanitarios y la alergia a la ingesta de las frutas mencionadas.

 

Dada la complejidad de la alergia alimentaria a las frutas os recomendamos que consultéis al alergólogo ante la sospecha de alergia a las mismas para evitar tanto reacciones alérgicas como restricciones innecesarias en la alimentación del niño.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0